La noche del 25 de Enero del 2018 será una noche inolvidable para el Leganés, sorpresón destacable el que vivimos en el Santiago Bernabeu, los pepineros se alzaron con un triunfo apoteosico, ante un Real Madrid al que vimos apuradisimo.

Un Leganés que protesto mucho en la ida por el resultado en contra (0-1) con gol de Asensio y que quería revertir la situación en uno de los mejores estadios del mundo y ante el mejor equipo de la capital española. Un derbi con picante, para que nos vamos a engañar.

Una primera parte en la que el Lega sabía la importancia de un gol, Claudio Beauvue avisó con un falta al palo, el Madrid demostró su calidad técnica pero sin acierto. Y el gol iba a llegar, error defensivo merengue que Javier Eraso iba a aprovechar marcando un golazo para poner el 0-1, gol que mandaba el partido a una prorroga. Descanso con el 0-1 y el Madrid no reacciona.

Segunda parte que arrancaba con alivio, gol del jugador más querido por Zinedine Zidane (Karim Benzema) que daba un respiro a los merengues. Pero ese alivio se iba a desintegrar tras el 1-2, obra de Gabriel Pires al rematar de cabeza tras un corner, gol que daba no la prorroga sino el pase a las Semis.

El Real Madrid tenía que reaccionar y lo intentó por activa y por pasiva, lo hizo metiendo a Mayoral, Modric y Carvajal pero quitó incomprensiblemente a Isco en vez de a Theo. Una oda a las ocasiones en los ultimos 25 minutos en los que yo lo pase francamente mal, pero veía a Nereo Champagne parando todo y lloraba de alegría.

Finalmente no hubo milagro realista y el Leganés hizo honor al “Alcorconazo” que vimos muchos años atrás y ha escrito una página dorada con este “Pepinazo”. Zidane dice que no hace falta fichar pero yo veo que se pueden quedar: SIN LIGA, SIN COPA, SIN CHAMPIONS

Leave a Reply

¡¡Haz el primer comentario!!

avatar
  Subscribe  
Notificación de