La Cultural ha rescindido el contrato de Yelko Pino, que se encontraba cedido en el quipo de León por el CD Lugo, para poner así punto y final a la polémica generada por el insulto del jugador al propio club culturalista.

“Me cago en la puta Cultural de mierda”, dijo Yelko Pino a Emi Buendía, jugador del Getafe cedido también el la Cultural, que subió el vídeo a una red social.  Rubén de la Barrera, su entrenador, dejó a ambos fuera de la lista contra el Lorca, normal en el caso de un Yelko Pino que apenas contaba, muy novedoso en el caso de Emi, el mejor jugador de la plantilla. La indignación de la afición culturalista fue absoluta, que contestó con cánticos ofensivos hacia el jugador.

Este vídeo no ha pasado desapercibido para la Liga de Fútbol Profesional, que lo ha puesto en conocimiento de los órganos competentes, quienes decidirán si esa conducta, inapropiada, es constitutiva de algún tipo de sanción. De hecho, Javier Tebas aseguró que va a intentar que se castigue al jugador.

En el expediente derivado al Comité de Competición y a la Comisión Antiviolencia, se hace referencia a una serie de cánticos ofensivos dirigidos contra el futbolista gallego por una pequeña parte de los seguidores que presenciaron el partido que enfrentaban a la Cultural Leona y al Lorca, disputado en el Reino de León el pasado domingo.

El escrito de la denuncia de La Liga por estos cánticos destaca:

«En el minuto doce, unos 200 aficionados locales, pertenecientes al grupo conocido como Orgullo Cazurro, ubicados en el Fondo Sur tras una gran pancarta con su nombre, entonan de forma coral y coordinada durante aproximadamente quince segundos, ‘Yelko Pino, asesino’. »

Yelko pidió perdón de forma pública, sin embargo, la Cultural ya anunció en un comunicado que tomaría medidas, y estas han llegado en forma de rescisión y volverá al Lugo.

Leave a Reply

¡¡Haz el primer comentario!!

avatar
  Subscribe  
Notificación de