Angustiosa es ya la palabra que me viene a la mente cuando juega el Málaga en casa. Ya no solo por la delicada y extenuante situación del club en la tabla, último, sino que la sangre ya está llegando al río… Mucha impaciencia y y una jornada menos de esperanza.

Y es que el partido, como es de costumbre empezó bien, pero ésta vez bien mal, ni apenas 50 segundos, Griezmann en casi la única oportunidad que tuvo y el Atleti mismamente marcó con con el asombro del gentío que se acercó a la casa blanquiazul.

Griezmann celebrando el gol del Atlético de Madrid

La consecuencia de éste gol fue el lastre que no pudo el Málaga CF superar y que lo condenó a otra derrota mas. Los minutos pasaban y el Atleti dejó prácticamente que el Málaga hiciera y deshaciera a su antojo, el Atlético de Madrid hizo su partido a la perfección, un guión casi milimétrico que el ”Cholo” sabe hacer a la perfección, aplaudo entrenadores que tienen las cosas tan claras y que les resulta beneficioso la mayoría de las veces.

Caso aparte tiene la actuación del árbitro, y es que tengo que remarcarlo, porque vaya festival se marcó el hombre desnivelando la balanza a favor del club colchonero, una falta de criterio bastante ”lamentable”, y diría que hasta sonrojante.

Diego Costa en un lance del juego ante Luis Hernández

La segunda parte el Málaga tuvo un par de ocasiones que si llegara a materializar la historia del partido hubiera cambiado radicalmente, un buen Oblak en las ocasiones que tuvo fue muy efectivo, haciendo buenas atajadas y un palo de Ricca que no llegó a colarse en el marco, la nota negativa fue una lesión de Lacen en un lance con Fernando Torres, un susto grande ensombrecido con algunos gestos en la gradas feos a la vez de esperpénticos, los salvajes de siempre que manchan éste deporte.

Lacen llevado en camilla al túnel de vestuarios

El partido siguió progresando con algunos lances mas del Málaga, pero con mucho corazón mas que calidad en el campo y el Atleti viéndolas venir, al final llegamos al minuto 97 y al final del partido con una falta clara a favor del Málaga que el colegiado pensó que era el momento idóneo de pitar el final, el hombre tendría prisa para coger el AVE.

Una sensación de mucha impotencia, preocupación y desánimo del que no debemos contagiarnos por el bien de todos y de la entidad, 10 años seguidos en primera con altibajos constantes, como ya estamos acostumbrados pero que no deben terminar de ésta manera, aunque la planificación y varios capítulos están condenando al club de Martiricos a ésa segunda división tan impronunciable pero a la vez mas cercana que lejana. Solo tenemos la esperanza de encandenar un par de buenos resultados y que éste mal sueño se termine pronto.

 

Leave a Reply

¡¡Haz el primer comentario!!

avatar
  Subscribe  
Notificación de