Este lunes se ha llevado a cabo en Madrid una reunión que convocaba a los directivos de los finalistas, el Sevilla FC y el FC Barcelona, junto a la Federación Española de Futbol, para acordar la fecha y el estadio donde se jugará dicha final.

Finalmente el acuerdo entre ambas partes ha terminado con la decantación del nuevo Wanda Metropolitano para el día 21 de abril de 2018. Dicho estadio estaba en duda ya que el Atlético de Madrid tenía un partido frente al Real Betis Balompié en dicha fecha, pero finalmente ese partido quedará aplazado, pera que la final se dispute en el nuevo estadio.

Ambos clubes dispondrán de unas 22.000 entradas para repartir entre sus socios, y las restantes se pondrán a la venta después de ser repartidas entre altos cargos, y personas responsables de la Federación Española de Fútbol.

El FC Barcelona quería cambiar la fecha del partido ya que quizás tuviera encuentros de Champions League cercanos a esa fecha, y por la otra parte, el Sevilla FC quería que la final fuera en su estadio; ninguna de las propuestas han sido acordadas, y finalmente se ha acordado lo que se esperaba en un principio.

Leave a Reply

¡¡Haz el primer comentario!!

avatar
  Subscribe  
Notificación de