Boca Juniors rescató un punto agónico en el norte al igualar 1 a 1 con Atlético de Tucumán a los 46 minutos del segundo tiempo, con el gol de Walter Bou evitó una derrota que hubiese sido muy dura luego de haber perdido la final de la SuperCopa frente a River, su eterno rival.

Con un final muy similar al de la semana pasada frente a Tigre, los xeneizes encontraron un respiro de la mano de Bou, quién había ingresado unos minutos antes en lugar de Emmanuel Mas, sobre el final del partido.

El local se había puesto en ventaja en el primer tiempo gracias a un cabezazo de Javier Toledo, quien supo aprovechar el descuido de los defensores y las dudas de Agustín Rossi para marcar un gol, el cual fue producto de la única llegada de los dirigidos por Ricardo Zilienski en ese tiempo.

El partido quedó marcado por dos grandes errores del árbitro Dario Herrera. el primero un penal no sancionado a favor de Boca Juniors y el segundo, la anulación de un gol de Atlético Tucumán por una supuesta posición adelantada que no existió.

Más allá de la ayuda anímica que este empate le brinda a los dirigidos por Barros Schelotto, ésta no se reproduce del lado de las estadísticas ya que el escolta (Talleres) quedó a 6 puntos de diferencia y la semana que viene se enfrentaran en la bombonera, lo que presiona aún más a Boca Juniors.

 

Leave a Reply

¡¡Haz el primer comentario!!

avatar
  Subscribe  
Notificación de