Un duelo entretenido se llevó en la ciudad de Manizales, donde Once Caldas se enfrentaba al primer equipo de los denominados “grandes de Colombia”, al Independiente Medellín, y de esa forma catapultarse en el primer lugar de la clasificación, además de mostrar su jerarquía frente a un rival de mayor envergadura distinto a sus anteriores contrincantes que tenían menos recursos históricos. El duelo fue apasionante de principio a fin. A pesar de que el equipo “poderoso” fue mucho mejor en la posesión del balón y en las chances creadas y tiros al arco, Once Caldas supo cómo mantener controlado el partido, y al fin se llevó una victoria muy importante.

El primer gol llegó al minuto 21 de juego. Una pelota larga se coló entre los defensas, al igual que Ray Vanegas quien dejo el balón muy largo y lo tiro atrás suavemente para que Andrés Álvarez la colocara entre las piernas de Elácio Córdoba. Luego del gol las emociones no pararon. El Medellín fue creciendo mientras el “blanco blanco” solo se ocupaba de rechazar el balón, muy atrás en su área.

Ya en el segundo tiempo, al 57, Germán Ezequiel Cano puso el empate desde el punto de penal, luego de que el joven Luis Miguel Nazarit le cometiera falta dentro del área. Ahí fue donde más se hizo intenso el juego por parte del Medellín. Solo dos minutos después, un centro de Yairo Moreno casi desde el vértice del área grande pasó por encima de los centrales del Once hasta quedar en la cabeza de Juan Fernando Caicedo, que propició un fuerte remate con la testa dejando el balón dentro de la red del arquero Cuadrado. 1 – 2 para los visitantes.

Las emociones siguieron mucho más. Tan solo tres minutos después, si tres, al 62, un remate del argentino el “negro” Sergio López que se desvió en un jugador del Medellín termino dentro del arco poderoso para decretar el empate. Un juego emocionante por donde se le mire.

Luego, a pesar de que el Once Caldas no fue ese mismo que anda tan bien dentro de la Liga, pudo poner el último gol del encuentro. Llego al minuto 74 en un tiro libre que de forma magnífica Yesus Cabrera, el 10, supo poner en el punto imposible para el arquero David González. Un remate cruzado y con el ángulo muy cerrado que sin embargo Cabrera coloco justo en el vértice del arco poderoso. Así finalizo el juego, en un 3 – 2 vibrante en el que se contabilizaron otras varias jugadas claras de gol.

Hoy el Once Caldas es un equipo consolidado, que a pesar de que contra el Medellín tuvo sus debilidades en todas las zonas de juego prevaleció gracias a las jugadas personales y a un poco de fortuna. Se nota mucho la intervención del técnico, un Hubert Bodhert trabajador que de a poco ha ido consolidando su idea de juego y proyectando su gran labor y esmero por el fútbol. El Once Caldas paso de ser uno de los candidatos a descender (el pasado año tuvo tan malas campañas que su promedio no fue el mejor) a ser hoy uno de los candidatos firmes al título, nombramiento que se ganó gracias a su victoria frente al Medellín en esta fecha siete del fútbol colombiano.

El primer campeón colombiano de una Copa Libertadores se prepara desde ya para visitar al Deportivo Cali en el estadio de Palmaseca, en su segundo duelo con un grande del país. Mientras, el DIM tratará de sacudirse de la derrota frente a La Equidad en su casa, cuando lo reciba el próximo 13 de marzo en el estadio Atanasio Girardot. En diariodeportivo.unifutbol.com te estaremos contando la actualidad de cada equipo.

Leave a Reply

¡¡Haz el primer comentario!!

avatar
  Subscribe  
Notificación de